domingo, 20 de enero de 2013

Pensemos en lo que muestra esta película: un niño de doce años comienza, sin saberlo, un movimiento tan poderoso que impactará a toda una sociedad. La fórmula: Alguien hace un "favor" importante y necesario a tres personas, sin tratar de obtener un beneficio personal. La condición es que cada uno que recibe un favor no lo devuelva a quien se lo hizo sino que haga tres favores desinteresados a otras tres personas y así sucesivamente...
¿Qué tal si mostráramos el amor de Jesús a los que nos rodean sin pedirles nada a cambio? Estoy seguro que verían más fácilmente a Jesús en nuestras vidas, porque verían el compromiso hacia nuestros prójimos.

1 comentario:

  1. considero que Cadena de Favores es una gran película, humilde, que nos deja muchas enseñanzas. Mas allá de ser una gran producción, creo que es una gran historia.

    ResponderEliminar